PATATAS REVOLCONAS (PATATAS MENEAS) CON Thermomix® ,

#Aperitivos, entrantes y tapas 25 diciembre 2017

Patatas revolconas (o patatas meneás)


 


¿Habéis probado las “patatas revolconas” (o “patatas meneás”)?. Es un plato típico de Ávila y Salamanca.


Una buena tapa para acompañar unas cañitas


Se hacen con panceta adobada pero también se hacen con torreznos o cortezas de cerdo, o con chorizo


¡Espero que os gusten!.


Ingredientes: (para 4 raciones)


– 10 gr. de aceite de oliva


– 2 dientes de ajo


– 1 hoja de laurel


– 650 gr. de patatas para cocer peladas y troceadas


– 500 gr. de agua


– 1 cucharadita de sal


– 300 gr. de panceta adobada en trozos


– 1 cucharada rasa de pimentón dulce o picante (o mitad de cada)


Preparación:


En el vaso de la Thermomix® echamos el aceite y los ajos. Programamos 4 segundos, a velocidad 7.


Colocamos la mariposa en las cuchillas, añadimos la hoja de laurel, las patatas, el agua y la sal. Programamos 20 minutos, temperatura varoma y velocidad 1.


Retiramos la mariposa de las cuchillas, colamos las patatas a través del cestillo, conservando el agua de cocción (por si necesitamos añadir un poco al final) y reservamos. Retiramos la hoja de laurel.


Mientras, en una sartén (sin aceite) freímos los trozos de panceta hasta que estén bien tostados. Soltarán bastante grasa que añadiremos a las patatas, pero sólo serán 2-3 cucharadas más o menos, el resto lo desechamos.


Justo antes de retirarlos del fuego (y después de haber quitado la grasa sobrante), añadimos el pimentón y mezclamos (el pimentón se quema enseguida, por eso hay que echarlo al final, justo cuando retiramos la sartén del fuego).


Colocamos de nuevo la mariposa en las cuchillas, echamos las patatas cocidas y escurridas y los trozos de panceta (reservamos unos pocos en un plato, para decorar) con el aceite con pimentón. Programamos 10 segundos, a velocidad 3 si queremos que las patatas queden completamente trituradas; si queremos que se note algún trocito de patata, lo ponemos 4 segundos, a velocidad 2. Retiramos la mariposa de las cuchillas y terminamos de mezclar con la espátula.


Comprobamos el punto de sal y servimos en cuencos pequeños o cazuelitas de barro, poniendo por encima los trozos de panceta reservados.


Nota: si os gustan más caldosas, se añade un poco del agua de cocción de las patatas.